Masaje prostático en Madrid

RESERVAR
Mejor masaje prostático Madrid

El mejor masaje prostático de Madrid

Si estás dispuesto a explorar otra dimensión del placer y a conocer los múltiples beneficios del masaje prostático, déjate llevar de la mano de una de nuestras profesionales. La confianza y el respeto serán la base fundamental para que puedas relajarte y disfrutar al máximo de la experiencia. En estas sesiones podrás elegir la opción de masaje prostático al final. Este consiste en una estimulación de manera progresiva, pudiendo alcanzar el orgasmo sin necesidad de realizar un masaje genital. Si lo deseas tenemos juguetes eróticos a tu disposición perfectamente higienizados. La próstata es el Punto P en los hombres (lo que se conoce como Punto G en las mujeres). Una zona altamente sensible y erógena, que al combinarla con técnicas adecuadas te conducirá al orgasmo más placentero que hayas experimentado hasta el momento.

Precio del masaje prostático

Gelium o Visual intenso

250€ / 70 minutos

Nuru

270€ / 90 Minutos
RESERVAR

¿Cómo se desarrolla la sesión de masaje prostático?

Durante la sesión de masaje Mutuo Intenso, Visual Intenso o Gelium te ofrecemos la posibilidad de experimentar el masaje prostático, en la parte final del masaje, cuando te encuentres en un nivel alto de excitación.

La realización de la estimulación de la próstata puede producir el orgasmo y la eyaculación por si misma al tratarse de una zona erógena altamente sensible, llegando a ser incluso más intenso que un orgasmo genital. Durante la sesión de masaje prostático se estimulan simultáneamente  otras zonas  erógenas como el perineo, testículos y pene para que el orgasmo sea más intenso y satisfactorio.

Durante el masaje puede o no haber erección, no hay que preocuparse por ello. Nuestra recomendación es no obsesionarse con conseguir el orgasmo sino disfrutar del placer y abandonarse disfrutando de un momento único. El receptor puede tener una actitud pasiva durante el masaje prostático o puede tener un papel más activo masajeándose el pene simultáneamente.

Conseguir la postura adecuada y que además resulte cómoda es fundamental para conseguir el placer deseado, así conseguiremos relajar los  músculos de la zona pélvica correctamente facilitando la inserción de los dedos.

Hay una serie de posturas más recomendables para realizar el masaje prostático. Dependerá principalmente del receptor que elegirá la más adecuada a su comodidad.

La postura bocarriba se realiza con las piernas separadas y elevadas (puedes ayudarte con cojines) y con las rodillas levemente flexionadas

Bocabajo puedes colocarte a cuatro patas o tumbado con las rodillas flexionadas

Si te has decidido por un masaje prostático te recomendamos que antes de comenzar tomes un baño relajante con agua caliente. Además de la higiene necesaria el agua tibia relajará la musculatura pélvica.

La realización de la estimulación de la próstata se realiza con los dedos utilizando un protector de látex (guante o dedil) o un masajeador prostático, quedando a elección del receptor tras la orientación y recomendación de la masajista.

Beneficios del masaje prostático

El masaje prostático ofrece diversos beneficios, incluyendo el apoyo en casos de disfunción eréctil, según lo señalado en nuestro blog. Estos beneficios incluyen el aumento del flujo sanguíneo en la próstata para mejorar su funcionamiento, la mejora del orgasmo y la duración de las erecciones, la prevención de cálculos renales al aumentar la micción, la eliminación de toxinas acumuladas, el apoyo a la fertilidad al mejorar la formación y movilidad de los espermatozoides, la detección temprana de cambios prostáticos, y la prevención de la inflamación prostática al liberar líquido prostático. Además, puede ayudar a reducir la ansiedad y la presión asociadas con la disfunción eréctil o la eyaculación precoz.

Una próstata inflamada puede interferir no solo en las relaciones sexuales, sino también en otras funciones normales como es el orinar. Una próstata sana permite que el caudal de la orina sea constante y fuerte. Si hay algún problema, la glándula puede llegar a oprimir el canal de salida de la orina y causar dolor y otras complicaciones.

Si hay algún problema con la próstata, el masaje puede ayudar a aliviarlo. Es importante que la persona que va a realizar esta actividad sepa si existe alguno para poder actuar en consecuencia o, llegado el caso, no hacerlo para evitar daños.

De todas maneras, si hay una situación que requiera de un masaje para aliviar el dolor en un tratamiento o para hacer que la glándula prostática se vacíe y relaje, este será siempre una buena opción.

¿Por qué es tan placentero el masaje prostático para los hombres?

El masaje prostático es tan placentero ya que ahí se encuentra lo que se conoce como Punto P de los hombres, equivalente al Punto G en las mujeres. Ambos existen y tienen en común que al estimularlos aumenta la sensación de placer .

Este masaje ayuda a descubrir otras formas de disfrutar e incluso llegar al orgasmo y a centrarse en el propio placer. ¿Te atreves a probar el mejor masaje prostático en Madrid?

masaje erótico

Cuidados relativos al masaje prostático

Si estás decidido a experimentar el mejor masaje prostático en Madrid, es crucial elegir un centro de masajes eróticos con especial atención. El masajista debe tener habilidad y conocimiento en la técnica, así como cuidado en el manejo de las uñas y el uso adecuado de lubricantes.

El ambiente del lugar debe ser propicio para la relajación, considerando aspectos como la iluminación, temperatura y comodidad. Es importante evitar el uso frecuente de enemas, optando por métodos más suaves de limpieza.

El masaje debe durar entre 10-15 minutos, con un ritmo lento y adaptado a las sensaciones del receptor, evitando la sobreestimulación. La técnica debe ser flexible y sensible a las respuestas del cuerpo, buscando un equilibrio entre placer y comodidad.

Nuestros masajistas de masajes prostáticos en Madrid

Masajista erótica Lucia
Lucía
Masajista erótica Martina
Martina
Masajista erótica Andrea
Andrea
María
Masajista erótica Sara
Sara
Scroll al inicio