Masajes Majestic. Masajes Eróticos en el centro de Madrid. ¡LLÁMANOS POR TELÉFONO : 633 622 779!

12 cosas morbosas que hacer con tu pareja (novio o novia) antes de la ruptura

Filed in Artículos para nueva web | Posted by masajes on agosto 22, 2018

Cosas morbosas que hacer en pareja

Tantas cosas morbosas para hacer con tu pareja que probablemente no hayas hecho. Tantas cosas atrevidas, locuras que no conoces y cambiarán la relación con tu novio o novia. ¿Por qué siempre te parece que son los otros quienes hacen cosas divertidas y tú no? ¡BASTA!

Planes eróticos, cosas de novios, locuras para hacer en pareja… en el siguiente post encontrarás cosas morbosas para hacer con tu pareja y divertirte en tu relación sacando el lado más guerrero de tu novio. ¿Preparada? Por supuesto, si no has probado los mejores masajes eróticos para parejas en Madrid, te recomendamos empezar por ahí.

¿Buscas algo realmente morboso y atrevido para probar con tu novio o novia? Bondage: domina o siéntete dominado/a

Una de las locuras más sexuales en pareja que más se han puesto de moda en los últimos años (Sí, sobre todo después de 50 sombras de Grey) es el Bondage, en la cual uno de los dos se somete y se deja dominar por el contario.

Cosas morbosas que hacer en pareja

No hablamos de cosas morbosas para hacer con tu pareja donde uno de los dos lleva el control. En este caso el otro se encuentra completamente inmovilizado. Al no poder movernos, debemos de concentrarnos en lo que el otro haga para poder sentir placer

Dentro de los planes de pareja, probablemente es uno de los más atrevidos. ¿Merece la pena? Sí. Pero no te engañes: Es una experiencia bastante heavy y mal hecha puede ser muy desagradable, tanto si dominas como si eres dominada. Un plan morboso que puede convertirse en una pesadilla para los dos.

Por ello, hay 5 reglas básicas que debes respetar en estos planes con tu pareja si no quieres ser tú la que destruyas la relación:

  1. 100%  CONSENTIMIENTO: Mejor ser tú quien hace la proposición, solo si te apetece completamente y JAMÁS para complacer a otro.
  2. COMUNICACIÓN: Si realizas este tipo de cosas morbosas con tu pareja, hablar durante el acto está prohibido. Por tanto, plantéale tus deseos, preferencias y miedos antes de empezar para que él o ella las conozca.
  3. NO EXAGERES:Empieza con algo sencillo, recuerda que no te presentas un casting cómo acróbata del cirque du solei. Hablamos de locuras morbosas en pareja, y no un espectáculo para el deleite del público.
  4. CUELLO PROHIBIDO: Absolutamente prohibido introducir el cuello a la hora de hacer cosas de este tipo. ES TU VIDA LA QUE CORRE PELIGRO.
  5. RELÁJATE Y DISFRUTA: Si has decidido probar el bondage, es fundamental que estés lo más tranquila/o posible. Los planes para parejas se basan en la confianza en el tercero, y si dejas el resto de pautas bien fijadas, no deja de ser una de las muchas locuras para hacer con tu novio y recordar dentro de unos años.

Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo, eres un verdadero sabio. El principito

Oral: Cómo convertir cosas de parejas rutinarias en instrumentos con los que tomar el control de la relación

Existen cosas morbosas para hacer con tu pareja que nunca, absolutamente nunca, pasarán de moda. Y sí, el sexo oral es una de ellas. Pasado el boom de los años 2000 que normalizó esta práctica, lo cierto es que todavía seguimos cometiendo los mismos errores que a principio del milenio.

  • Hazlo sin asco o no lo hagas: Si no te apetece hacérselo a tu novio o novia, no se lo hagas. No pasa nada, no hay obligación. Pero sí lo haces, dalo todo. Las cosas mal hechas es mejor no hacerlas.
  • No pasa nada por preguntar: ¿Eras de las que le daba vergüenza levantar la mano en clase para resolver tus dudas? No pasa nada cielo, es tu pareja, hay confianza. Pregunta cómo le gusta, si más presión, menos, rapidez del acto…
  • Mirada de cocodrilo: Ocasionalmente mira para arriba y búscale con tu mirada
  • Despacio, un poco más despacio: Una de las cosas que más notan los tíos es el tiempo que le dedicas a esta práctica. Y sí, se nota demasiado cuando estás deseando acabar cuanto antes para ver una serie en Netflix.

CONSEJO ESPECIALISTA: La clave para convertir el rutinario sexo oral en un acto brutal es un tema psicológico. No debes sentirte vejada o sumisa por ser tú quien lo práctica, sino poderosa. Es como tener su vida dentro de tu boca y tener el poder de decidir cuánto placer decides otorgarle. Y viceversa. Cuando es el tío quien lo hace, su mayor placer es ver el placer que te da con solo mover su lengua.

Masajes eróticos: Cosas morbosas para hacer con tu pareja y eliminar nuestros prejuicios.

Más allá del clásico masaje que hacer un domingo con tu chico para pasar un fin de semana divertido, existen  masajes eróticos a dos, planes divertidos para hacer con tu pareja y sorprenderla por tu forma de tomar la iniciativa.

Cada vez existen más centros de relax donde dónde se ofrecen actividades que hacer con tu pareja con carácter erótico. Cuando escuchamos el término “masajes eróticos”, nuestra mente se inunda rápidamente de prejuicios del pasado. Es hora de dar un paso adelante y apostar por las cosas atrevidas que podemos hacer en pareja.

Darse un masaje erótico es una forma de estimular prácticamente todas las áreas del cuerpo de nuestra pareja. Desde masajes iniciales más inocentes, hasta recibir juntos masajes profesionales o recibir cursos para aprender a dar masajes eróticos, es innegable que la escalada de sensaciones del contacto físico del masaje es uno de los mayores placeres del ser humano.

Olvídate de que el masaje solo se da con las manos. Los buenos profesionales dan el masaje con todo su cuerpo, incluidos pies y torso. Si nunca habéis probado a recibir masajes eróticos este es una de las mejores maneras de explorar nuevas formas de morbo entre vosotros.

Los aceites que se emplean para el masaje ya son un elemento afrodisiaco en sí mismo, y pueden ser de diferentes aromas, más o menos estimulantes o relajantes y con distintas texturas, incluso hay aceites que pueden utilizarse como lubricantes para que todo sea más fácil y fluido.

¿Voy a dejar que una persona ajena toque los genitales (por decirlo de manera elegante) de mi novio? Es importante que a la hora de elegir estos planes en pareja, elimines los prejuicios y cambies la forma en la que ves las cosas.

El orgasmo no es el fin de los masajes eróticos. El objetivo es conocer experiencias  con partes de nuestra piel y probar ritmos y tactos que hasta ahora no habíamos experimentado. Solemos pensar que el placer está  en el coito y que recrearse en el resto del cuerpo es una forma de calentar. ¿Cómo pretendes encontrar novedades si sigues teniendo el mismo pensamiento de tu abuela?

Estos centros siempre tienen una decoración lujosa y de ambiente. Pueden convertirse en lugares donde celebrar planes para aniversarios con tu novio. ¿Se te ocurre mejor regalo que las emociones extrasensoriales? Sin duda, tienes que conocer Majestic, el mejor centro para masajes eróticos en Madrid.

Beso colibrí: Cosas morbosas para hacer con tu pareja y romperle los esquemas

Siguiendo las vanguardias del sexo, una de las cosas morbosas para hacer con tu pareja que más se comentan en las reuniones de chicas es el beso colibrí (También conocido como beso negro). Si quieres romper la monotonía en tus planes de pareja, el ano ya no puede ser tu enemigo.

¿Por qué este tipo de cosas morbosas para hacer con tu pareja son tan placenteras? Porque en el fondo siguen siendo tremendamente prohibidas. Aunque nos guste ir de modernos, la mayoría de hombres consideran que introducir el ano en las relaciones sexuales está relacionado con tendencias homosexuales.

Si eres tú quien decida practicárselo a tu pareja, es probable que le rompas completamente los esquemas. Además, se suele tratar de una técnica sexual más íntima, lo que en el fondo refuerza la confianza que tienes con tu pareja y se entiende como signo de confianza.

Cosas morbosas que hacer en pareja

Que no te sorprenda que aunque a tu novio le encante practicarlo, luego nunca saque el tema entre los dos. Si preguntas a tus amigas, verás como la respuesta cambia.

Esperamos que te haya gustado nuestro post “cosas morbosas para hacer con tu pareja”. En Masajes Majestic nos encanta  utilizar nuestro blog para contaros diferentes cosas para hacer en pareja y divertiros con él.  ¿Te ha gustado la idea de los masajes? Ponte en contacto con nosotros y te contaremos todas las opciones que tienes para sorprender a tu chico y dejarle con los ojos abiertos.

La creatividad en la cama (y fuera de ella)

Las relaciones sexuales entre una pareja se inician siendo enormemente placenteras, aunque conforme va pasando el tiempo cada vez queremos más. algo nuevo y mejor, evitando siempre caer en la monotonía que puede apagar la pasión.

En el sexo ser creativos es la base del morbo para que los juegos en la cama siempre mantengan activa la vida sexual. Las novedades son siempre bienvenidas y a veces son muy sencillas. Solo hay que ponerse.

Jugar con las temperaturas 

Entre las cosas morbosas que hacer en pareja, los juegos en la cama, que incluyen cambios en las sensaciones de nuestro cuerpo son siempre una opción ganadora.  Pasar cubitos de hielo por las zonas erógenas de tu pareja, usar lubricantes en formato vela que al derretirse se deslizan por la piel, o introducir bebidas calientes como el chocolate son juegos a alcance de todos que cambian el juego sexual y lo llevan a otro nivel.

Aplicar hielo directamente sobre el cuerpo de nuestra pareja o llevarlo en nuestra boca mientras lo deslizamos sobre su piel es un elemento muy sensual, por ejemplo si vamos a practicar sexo oral o jugar con nuestra lengua en alguna zona de su cuerpo.

El juego del detenido

El detenido es un juego erótico clásico en el que vamos a esposar o a ser esposados. El hecho de que la pareja no pueda moverse introduce un factor de dominancia que sube la temperatura por las nubes.

El miembro de la pareja que queda atado por las manos, e incluso a veces por los pies, queda a disposición del otro que tiene el poder. Puro morbo.

En este juego, en el que se pueden establecer límites o palabras de seguridad, se va a ver reforzada la confianza entre la pareja y son muchas las personas que se inician a partir de él en juegos de sadomasoquismo más profundos.

El juego de los dados

El juego de los dados es parecido al anterior, pero en este caso se asignan números a cada miembro de la pareja, por ejemplo, pares e impares, de manera que, al tirar los dados, quien gane será atado durante 5 minutos y recibirá los «agasajos» de su pareja.

En este juego el factor sorpresa de no saber a quién le tocará aumenta el morbo y los roles de poder se reparten. ¿Estáis listos?

El morbo de los sabores 

Jugar con los sabores es otra de las opciones al alcance de todos que introducen un factor totalmente nuevo en la relación.

  • Chocolate, nata, fresas o helado. Sabores favoritos o sorpresas ácidas o picantes con los ojos cerrados, todo vale y puede tener consecuencias que no imagináis.
  • El champagne o cava con fresas es un clásico que gusta a casi todos, aunque hay todo un mundo más allá de esto. Los lubricantes con sabores y comestibles también son una opción, y hoy en día la gama de sabores es amplísima. También están los aceites comestibles, para los amantes del coco o el limón.

A ciegas

Continuando con la exploración de los sentidos, tal vez vendarse los ojos sea una de las cosas más morbosas que hacer en pareja, y que pueden llevar a mayores cotas de placer.

Cuando una persona no puede ver, sus otros sentidos se van a intensificar, de manera que podrá percibir de manera mucho más intensa todo lo que su pareja le haga.

Cualquiera de las propuestas anteriores, desde masajes e inmovilidad a juegos de sabores, olores y texturas, se intensifican si se combinan con una venda en los ojos.

Las guerritas

Convertir la cama en un ring de boxeo puede sonar algo extraño para algunos. Sin embargo, la violencia forma parte de nuestros instintos más básicos y traducirla en un juego erótico en el que nadie se haga daño puede ser realmente excitante.

Iniciar una batalla de almohadas mientras estáis completamente desnudos en la cama, o lanzaros agua mientras estáis dándoos un baño de espuma, no solo suele conducir a muchas risas sino que, inevitablemente, calienta motores.

Sexo en un lugar público

La cama está muy bien, pero el morbo de un ascensor, un parque público o los probadores de una tienda de ropa, eso es un nivel distinto.

No nos engañemos, los mejores orgasmos de nuestras vidas no suelen darse en esas situaciones, que, sin embargo, generan un nivel de estimulación y unos vínculos eróticos en la pareja que derivan de la búsqueda del peligro y de la transgresión de las normas, que son difícilmente intercambiable por cualquier otro tipo de encuentro sexual, por intenso o placentero que sea.

El sexo al aire libre, por ejemplo, en la playa o bajo la luz de las estrellas en la montaña, también tiene un componente singular que lo hacer morboso y especial.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat