Se encuentra usted aquí

Created on Miércoles, 03 Feb 2016 17:57:35

Se acerca San Valentín, ese día esperado por todas las parejas del mundo entre miedos y nervios.
Y con lo bonito que es este este año, 2016, un número par redondo y fácil, seguro que nos da mucha suerte, que ya es hora. Y la mejor forma de celebrarlo es con la persona que más queremos, dándole una sorpresa realmente distinta a lo que se espera: un masaje romántico, elegante, original y realmente emocionante para recordar juntos posteriormente y aprender nuevas formas de acariciarse y estimular la piel así como de conocerse un poco más y probar formas nuevas de darse placer mutuamente.

La historia de San Valentín se remonta al siglo III C.E. pero no se tiene seguridad sobre a cuál de varios mártires se refiere la celebración: pudo ser un médico que se hizo sacerdote y a quien el emperador Caludio II de Roma hizo ejecutar por estar prohibido la labor casamentera con la vida de las armas; o bien otros dos obispos, uno enterrado en Terni y otro en Mais, mártires ambos.

Hay  muchas ciudades europeas donde el día de San Valentín se le tiene como el día de la suerte, cuando se hacen ciertas promesas y se felicita a los allegados; en USA la costumbre se parece más a la española y el marketing publicitario se centra en sacar el máximo beneficio del enamoramiento ajeno... Pero como poco se puede hacer para remediarlo, incluso aunque vayan pasando los años, pues al menos podemos disfrutarlo a nuestra manera y convertir esa fiesta general en una super especial para nosotros, hecha a nuestra manera.

Incluso el Papa Francisco ha pensado en San Valentin, en 2014, ha comenzado a celebrar esta festividad para hacerla recuperar su cariz cristiano y que deje de significar, al menos en parte, una fiesta comercial más en la que nos vemos obligados a comprar "una tontería" a nuestra pareja para no quedar mal (que es justo lo contrario de la idea: se supone que hay que disfrutar del propio proceso de búsqueda y decisión del regalo o sorpresa a esa persona tan especial, así como trasladarle la ilusión y el esfuerzo que hemos hecho por ella, rompiéndonos la cabeza para saber qué le gustará más, si habrá fechas disponibles, si tendremos tiempo los dos a la vez...).

Además de regalar una sesión romántica con nosotros, muchas webs recomiendan mil y unan formas de celebrar esta festividad: por ejemplo aquí en la web de la BBC nos enseñan a dejar sin habla a nuestra pareja con una serie de recetas a base de cócteles fáciles de hacer pero selectos y sabrosos: un martini frances es sencillo de preparar sin mas que mezclar Vodka, licor de cereza y zumo de piña en un agitador con algo de hielo y mezclarlo bien... quedará delicioso.

Otra opción es la de viajar juntos a un lugar paradisíaco y olvidarse de todas las penas... como nos cuentan en Viajes El Corte Inglés, donde además sortean un viaje para dos personas a un fabuloso destino entre todas las compras de viajes a París, Londres, Oslo... Nos prometen pasar un San Valentín realmente especial en un lugar mágico escogido a gusto con todos los caprichos que deseemos: Hotel, vuelo, coche, atracción, detalles románticos preparados...

Pero al final recordad que lo mejor siempre es lo que nos hace más felices como pareja, y que es su compañía lo más importante: hagamos un esfuerzo y preparemos algo realmente único a nuestra pareja en San Valentín.