Se encuentra usted aquí

Created on Jueves, 29 Ene 2015 21:59:14

El masaje o terapia Tantra o Tántrica es una de las prácticas de relajación mental y corporal que más curiosidad despierta entre los aficionados al masaje, pero a su vez genera algo de desinformación y conceptos equivocados, debido a una mala formación, intrusismo del sector o quizá ideas preconcebidas.

Basado en la filosofía hindú del Tantra, este masaje puede variar de manera importante dependiendo del terapeuta que lo imparta. Sin embargo, se puede decir que en general compartirá ciertos rasgos básicos que detallamos a continuación:

- El objetivo primordial del masaje es utilizar la energía sexual de la persona para conseguir relajar mente y cuerpo hasta llegar a lo que se llama un "estado alterado de consciencia" de uno mismo. El Tantra no es la única forma de aproximarse a este nivel de autoconocimiento, pero es de gran interés para el público general porque no es necesaria una gran preparación o estudio previo para iniciarse en él y, poco a poco , ir perfeccionándolo. Es decir, conlleva mucha concentración y práctica, pero se parte de una base accesible a casi todo el mundo.

- Para recibir o practicar un masaje tántrico no es indispensable un experto en ello: hay parejas con un nivel de conexión tan alto y elaborado durante años, que ellas mismas han desarrollado su propio conjunto de técnicas, a veces ayudados por libros sobre el tema o información diversa a su alcance, que les permite acercarse paulatinamente a ese estado de alta consciencia individual pero a la que se llega de forma conjunta.

- Prácticas usuales dentro del masaje incluyen caricias especialmente sensuales como por ejemplo recorrer la piel del otro con la punta de los dedos,incidiendo en las zonas erógenas y los puntos de acumulación de energía. También se puede despertar una energía latente que la persona pueda tener en su interior, de la que no es consciente, la cuál puede llegar a dominar para sacarle partido en momentos de baja emotividad o tensión emocional difícil de controlar.

- Cuando esa energía es despertada, usualmente tras la apertura de los canales energéticos corporales situados en los puntos específicos llamados "chakras", se cree que une a los miembros de la pareja o al receptor y terapeuta en un estado de éxtasis, una vez las energías negativas que mantenían atrapado al receptor son liberadas a través de esos canales, y las energías positivas son estimuladas y renovadas con las capacidades de energía elevada del terapeuta, quien suele quedar por ello, al finalizar la Sesión Tántrica, algo debilitado y con su consciencia un poco disminuida, en dependencia de las carencias energéticas de su paciente, y de su propio nivel emocional de ese día, que puede variar como el de cualquier persona, aunque en bastante menor grado gracias a su capacidad de autocontrol,

- El masaje tantra debe realizarse siempre bajo la completa confianza y el mayor conocimiento del que lo va a recibir, pues en caso contrario puede provocar el efecto inverso al deseado: desconfianza, rechazo incluso a nivel inconsciente, temor, pudor, agobio y pérdida de control emocional. Así pues, la elección del experto tántrico ha de realizarse siempre con gran cuidado y meditación, y es recomendable llegar a conocerse previamente, lo suficiente para que el terapeuta conozca los miedos y deseos de quien será su paciente, sobre todo si son una pareja con algún tipo de problema sentimental o que simplemente desean mejorar su conexión sexual o emotiva.

¿Qué es un masaje Tantra?