Created on Miércoles, 13 Ago 2014 13:39:32

Un buen masaje erótico se caracteriza por ritmos suaves y pausados. El detalle es lo primordial. Y hay que disfrutar de cada parte del cuerpo, recrearse en los movimientos.

Bajo tenue luz de velas aromáticas y melodías de tempo cambiante, comenzaremos nuestro masaje erótico sobre las plantas de los pies de nuestra pareja, que estará situada bocabajo en un lecho cómodo pero firme, para evitar que el cuerpo se hunda en exceso ante la presión que ejerceremos más adelante. Colocaremos su pie sobre nuestro muslo, estando nosotros de rodillas, cuidando que esté apoyado en todo su empeine, para que no baile.

Utilizaremos crema hidratante untuosa en esta zona, que ablandará las áreas tendentes a la sequedad de talón y almohadillas del pie. Comenzaremos extendiéndola sobre toda la planta, presionando cada vez más con la palma de nuestras manos, de forma controlada. Una vez irrigada la zona, podemos ir aplicando nudillos sobre las almohadillas, el arco, el talón y los bordes de la planta. Podemos estimular con presiones de nuestro índice y pulgar cada dedo, con cuidado de no tirar de ellos demasiado. No paséis de una zona a otra sin orden ni concierto: cada parte ha de ser calentada y luego presionada cada vez más desde la punta de los dedos hacia el talón. El tendón de aquiles sólo se tratará desde los laterales y con caricias leves.
Podemos colocar su pie sobre nuestro hombro doblando la rodilla de la pierna de nuestra pareja. De este modo podemos acariciar con la barbilla su planta, su empeine y besarlos suavemente si queremos.
Continuamos nuestro masaje erótico bajando de nuevo el pie a nuestro muslo y, juntando nuestras manos com si fuésemos a rezar, con los dedos doblados, colocaremos el interior de nuestras manos, las almohadillas bajo los pulgares de las palmas, rodeando el talón y presionaremos resbalándolas hasta cerrar nuestras palmas, varias veces yendo poco a poco hacia el tendón de aquiles y bajando en esa zona la presión para no hacer daño, continuando entonces ese movimiento sobre la pantorrilla de abajo a arriba, calentando esta zona.

Continuará...