Se encuentra usted aquí

Created on Miércoles, 13 Ago 2014 13:50:38

Seguimos con nuestros consejos sobre cómo dar masajes eroticos, en esta ocasión en la parte dorsal -media- de la espalda.

Partimos del supuesto de que la zona ha sido previamente calentada -ver artículos anteriores de consejos para masajes-, de manera que la musculatura está preparada para un masaje de presión media a fuerte, además de contar con la piel convenientemente hidratada a base de aceites y cremas calientes.

La masajista se colocará en la posición de "pedida de mano", es decir, con una rodilla sobre el futón, entre las piernas del receptor del masaje, cerca de la ingle para poder llegar cómodamente a toda la espalda. La otra pierna se colocará con el pie apoyado al lado de la cadera de la persona. Ésta posición permite una gran movilidad hacia delante y detrás, así como facilidad para que la masajista use todo el peso de su cuerpo para proyectarlo sobre la espalda del receptor del masaje -no sólo la fuerza de sus brazos y manos-, además de inducir a una correcta postura de la masajista al realizar los masajes, evitando curvar su propia espalda mientras trabaja.

Se comienza el masaje con pases lentos y precisos para conocer la musculatura particular del receptor del masaje y se extiende bien el aceite en la zona en caso de que hubiese sido absorbido mientras se trabajaba la zona lumbar.
El trabajo técnico del masaje se empieza colocando las palmas de las manos sobre la parte inferior del músculo dorsal ancho, con las muñecas de las manos casi juntas pero dejando una separación para no presionar la columna vertebral. Presionando, se llevan las palmas hacia arriba hasta llegar a la linea de los omoplatos - zona del infraespinoso y el redondo mayor-. Estamos trabajando también el trapecio inferior. En ese punto separamos las palmas de las manos y las deslizamos por la zona lateral del tronco, separando los dedos, presionando algo menos con el objetivo de relajar y estimular el tacto que, en esa zona lateral es muy sensible.
Repetiremos el movimiento tres o cuatro veces, aumentando un poco la fuerza.
Comenzaremos un nuevo movimiento de masaje: utilizando las yemas de los dedos, presionaremos siguiendo el camino muscular que flanquea la columna -sin presionar las vértebras de ésta-, de abajo a arriba, en un único movimiento longitudinal que repetiremos unas cinco veces, y después con movimientos circulares de los pulgares según vamos subiéndolos.
Las bajadas pueden ser por los laterales, como en la técnica anterior, o presionando bajo los omoplatos con un movimiento en forma de U aproximadamente.

Otra técnica de masajes a usar es la de los nudillos, que pueden pasarse presionando los flancos de la columna y abriéndose por toda la espalda al bajar, girando en pequeños círculos a la vez o sin girar y presionando metódicamente a intervalos.
Los antebrazos son idóneos para trabajar los laterales de la espalda: los colocamos juntos de forma transversal en la cintura, bien hidratados con aceite, y los deslizamos hacia arriba de forma estática o bien realizando un bucle de movimientos donde cada antebrazo va pasando a colocarse detrás del otro según se va subiendo en el masaje por la espalda; entonces los abrimos y hacemos un  movimiento como de abrazo a los costados, envolviendo con los brazos y las manostambién, pudiendo incluso bajar por todo el lateral del cuerpo hasta casi los pies. Esta técnica se puede usar al comienzo o al final del masaje más técnico, para relajar a la persona.

Para aquéllos con más tablas en el mundo de los masajes, es posible explayarse en la zona de la espalda de mil maneras: utilizando codos  con cuidado, deslizando su presión por las mismas zonas que hemos estado pasando los nudillos y las palmas de las manos, pero sin hacer movimientos de giro en el masaje, solamente presiones longitudinales y más lentas, para mantener el control.
Las rodillas son otro instrumento más que junto con gemelos y tibia dan mucho juego, y dedicaremos un artículo específico a mostrar algunas de las técnicas posibles gracias a ellas en los masajes eroticos.