Se encuentra usted aquí

EL concepto de sillón tantra parece ser antiguo, según cuentan algunas fuentes como divantantra , del mismísimo Eduardo VII de Inglaterra, quien lo utilizaría para dar rienda suelta a su apetito sexual. 

El Sillón Tantra para parejasAl margen de imprecisiones históricas vendibles hasta cierto punto, la verdad es que como novedad y alternativa a incorporar en nuestra vida afectiva en pareja, es más que interesante.

El sillón tantra consiste en un asiento con forma de diván, más alto de un lado que de otro, de formas curvas y suaves, cuyo diseño da pie a una pareja para practicar posturas nuevas y originales, diferentes de las que una cama suele permitir, de manera descansada y sin riesgo de caerse o lesionarse.

Además tiene la ventaja de que en parejas donde uno de los dos miembros es de mucha mayor corpulencia o peso, su utilización es muy adecuada para buscar posiciones cómodas pero variadas.

En la web antes mencionada ofrecen tres tipos de sillón tantra: Venus, formado por una base sobre la que hay una cubierta mullida de otro color, que es la que muestra la fotografía a la izquierda de este texto; Cupido, que incluye un cojín en la zona más alta del diván, y Buddha, de líneas minimalistas más disimuladas. Además es posible solicitar distintas combinaciones de colores según nuestros gustos y preferencias.

Que no se diga que no hay opciones a la hora de revivir la atracción mutua entre parejas: sólo hay que poner en marcha nuestra imaginación y estar atentos a las diferentes ofertas que el mercado puede ofrecernos.